Los seis trucos más inteligentes para comprar billetes de tren baratos para Francia


Entre todos los de nuestro equipo, llevamos décadas recorriéndonos Francia en TGV y otros trenes de la forma más barata posible.

Esta es nuestra guía completa sobre cuándo, dónde y cómo comprar billetes. Abarcamos las mejores y más inesperadas ofertas de la SNCF (la RENFE francesa) y te presentamos las mejores webs para comprar billetes de tren en Europa1en inglés, de acuerdo con nuestras investigaciones exhaustivas.

También añadimos los consejos de un revisor francés2en inglés con información de primera mano. Aunque es más majo que las pesetas, no ha podido compartir su descuento de empleado con todos nosotros.

Los trenes franceses son comodísimos, y si sabes cómo y cuándo reservar tus billetes y cómo usar los descuentos, las rebajas y las ofertas especiales, puedes gozar de tus viajes sin tener que soltar demasiados leuros.

Nuestras estrategias para comprar billetes de tren baratos para Francia

1. Sé flexible con las fechas: marca la opción «fechas flexibles» en OUI.sncf para ver en qué fechas te sale más barato, pero si buscas desde fuera de Europa, no dejes que el sitio te redirija a Rail Europe, que es más caro. Te puede salir a cuenta comprarte los billetes con tres meses de antelación. Tienes los detalles más abajo.

2. Aunque los sitios que hemos mencionado son útiles para planificar tus viajes, para comprar billetes puedes evitar los problemas del sitio de la SNCF3en inglés y a veces ahorrar reservando a través de Trainline. Trainline ofrece billetes ordinarios y de Ouigo al mismo precio que la SNCF, pero cobra una pequeña comisión de alrededor del 3 %. A pesar de la comisión, si haces transbordo, su software inteligente a menudo te muestra opciones que te permiten ahorrar bastante. Además, te sugiere rutas en bus o en bus y tren, muy ventajosas para tu bolsillo.

Ve a Trainline

Te contamos más sobre las plataformas más abajo.

Lugares operativos del tren de bajo coste Ouigo en Francia

3. Sé flexible con los destinos en Ouigo: si decides viajar a destinos económicos, es decir, las ciudades de la red de Ouigo, representadas en la imagen de la derecha, puedes ahorrar mucho. Más información.

4. Otras rutas en tren específicas con precio especial: para ir de París a Bruselas, tienes el tren de alta velocidad Izy by Thalys, muy económico. Más información.

5. Si te compras una tarjeta de descuento, puedes optar a descuentos para niños, jóvenes y mayores de 60. Prácticamente solo sale a cuenta si viajas por Francia a menudo durante el año. Trainline te las recomienda en los casos pertinentes. La información en español de la página de SNCF sobre estas tarjetas es incorrecta, pero tienes nuestra traducción de la versión francesa aquí.

6. Otras opciones para recibir descuentos: regístrate para cuidar niños en el tren o compra billetes sin usar en sitios web de reventa, por ejemplo. Te lo contamos aquí.

Actualizaciones de este artículo

La adaptación de las versiones inglesa y francesa de este artículo fue publicada por primera vez el 20 de diciembre de 2018.

1. Ahorra en tus viajes en tren por Francia siendo flexible con las fechas y las horas

La SNCF ajusta sus precios al alza o a la baja según la demanda para días y trayectos específicos. De este modo, aumenta sus ingresos al máximo, pues llena los trenes.

Los resultados de una indagación del periódico francés Le Figaro indicaron que la SNCF dispone de alrededor de 90 especialistas en sus oficinas que trabajan para maximizar los beneficios mediante la fijación de precios dinámica. Por ejemplo, intentan garantizar que haya billetes caros disponibles para viajeros de negocios que reservan al último momento en momentos claves de la mañana y la tarde, mientras que mantienen precios bajos para los trenes que no resultan rentables, con el objetivo de llenarlos.

Lo interesante para nosotros es que, si somos flexibles y sabemos cómo buscar, podemos conseguir buenas ofertas en ciertos trayectos, horas o días.

La mejor y, de hecho, la única, herramienta de búsqueda de fechas flexibles para trenes franceses es el sitio oficial OUI.sncf. Si quieres navegar en español, elige la versión de España y no tendrás problema. Sobre todo, evita que se te redirija a Rail Europe, que es más caro.

Elige «Europe (other countries)» en este menú para que no se te redirija a otro sitio web más caro.

Cuando le des a buscar, elige el calendario de precios de 30 días (aquí abajo tienes la imagen **de la versión francesa**).

Te aparecerán los precios más económicos de cada día para la ruta que hayas elegido.

Una búsqueda de viajes de París a Lyon incluye opciones muy baratas de Ouigo para algunos días. ¡Solo ir de París ciudad al aeropuerto puede resultar más caro!

Como hemos visto, puede que OUI.sncf rechace las tarjetas de crédito extranjeras, así que si tienes problemas para reservar desde esta página, ve a Trainline.

2. Los billetes más baratos no siempre se pueden comprar directamente desde el sitio de la SNCF

La página oficial principal para los trenes franceses, OUI.sncf, puede servirnos de punto de partida para nuestras búsquedas, como comentábamos más arriba, pero hay dos otras plataformas que ofrecen los mismos billetes de tren al mismo precio más una pequeña comisión: Trainline y RailEurope.es. En general, ambas ofrecen precios mucho mejores en viajes internacionales en los que hay que cambiar de tren.

Preferimos Trainline porque ofrece las tarifas de Ouigo (te lo explicamos en la siguiente sección), a diferencia de RailEurope.es. Además, Trainline ganó a RailEurope.es en nuestra comparación paneuropea de plataformas de trenes. Ambas plataformas privadas son fáciles de usar.

3. Ouigo para billetes baratos: la versión ferroviaria francesa de una aerolínea de bajo coste

¿No querrías estar apretujado en el asiento y que te cobren extra por nimiedades, al puro estilo de una aerolínea barata? Pues la SNCF supone que eso es lo que quieres.

No es tan horrible como en una aerolínea barata, pero la experiencia es un pelín más palo que un viaje en tren común. Esta opción está triunfando como la Coca-Cola: este informe4en francés muestra que las ventas de billetes se han duplicado.

Las ventajas de Ouigo

  • Precios mucho más baratos: encuentras billetes a partir de 10 € y suelen ser bastante razonables en comparación con los trenes comunes.
  • Rapidez: todos los trenes de Ouigo son trenes de alta velocidad (TGV), por lo que la duración de los viajes es corta.
  • Tarifas para niños: todos los niños de 0 a 11 años tienen asiento propio por solo 5 € (o bien 8 € si el trayecto empieza o acaba en el centro de París). Cada billete infantil incluye su propio equipaje, con las mismas restricciones de tamaño que el billete para adultos.
  • Opción antiniños: ¿quieres sentarte lejos de estos chiquillos de 0 a 11 años? Elige la place tranquile por un pequeño coste adicional (incluye acceso a enchufe).

Las desventajas de Ouigo

  • Asientos más pequeños y menos cómodos: son cuatro por fila, con menos espacio para las piernas y también hay menos espacio vertical, puesto que viajas en trenes de dos pisos.
  • A veces, usa estaciones de tren secundarias: algunas estaciones de tren de destino están fuera del centro de las ciudades y, en estos casos, para llegar al centro hay costes y tiempos añadidos. Antes de reservar, comprueba dónde está la estación y mira en Google Maps cuánto tiempo y qué costes debes añadir en transporte público para llegar a tu destinación.
  • Las maletas grandes salen más caras: puedes llevar dos piezas de equipaje de mano (más abajo tienes las especificaciones), y tienes que pagar 5 € más para maletas grandes.
  • El uso de enchufe se cobra: hay que pagar 2 € y tienes que reservarlo con antelación.
  • No hay vagón restaurante ni bar.
  • Hay que llegar con antelación: Ouigo insiste en que tienes que estar allí 30 minutos antes de que arranque el tren. Con este margen extra, el personal revisa los billetes y lleva a todos los pasajeros a un andén grande para que el tren se quede parado en la estación el mínimo de tiempo posible mientras los pasajeros suben a bordo.

Cómo comprar billetes de Ouigo, por más guiri que seas

Los billetes de Ouigo solo se pueden comprar en línea. El sitio web de Ouigo solo está en francés y, encima, suele rechazar muchas tarjetas de crédito extranjeras, así que el sitio sirve básicamente para hacernos una idea de los trayectos de Ouigo disponibles por horas y fechas. Si te hace falta, instálate la extensión de Google Translate en el navegador.

Una vez sepas exactamente qué tren quieres coger, es mejor reservar los billetes de Ouigo mediante OUI.sncf o, aún más fácil, mediante Trainline. Los billetes de Ouigo aparecen automáticamente en las páginas de búsqueda principales así que puedes empezar por ahí.

Ten en cuenta que, debido a unas reglas del Ouigo, en ninguna plataforma puedes comprar billetes de Ouigo con tarjetas de crédito de América Latina. La lista de los países cuyas tarjetas son aceptadas es la siguiente:

Alemania, Andorra, Austria, Bélgica, Chipre, Republica Checa, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Guayana Francesa, Polinesia Francesa, Grecia, Guadalupe, Hungría, Irlanda, Italia, Kosovo, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Martinica, Mayotte, Mónaco, Países Bajos, Nueva Caledonia, Polonia, Portugal, Reino Unido, Eslovaquia, Eslovenia, San Pedro y Miquelón, Suecia, Suiza y Estados Unidos.

El sitio rechaza las tarjetas de otros países.

Las restricciones de equipaje de Ouigo, explicadas en español

En la página de la SNCF el texto completo sobre las restricciones de equipaje de Ouigo solo está en francés. Aquí tienes nuestra traducción al español:

Todos los pasajeros (bebés y niños incluidos) tienen derecho a llevar gratis:

  • 2 piezas de equipaje de mano que mida como máximo 36 x 27 x 15 cm, o:
  • 1 pieza de equipaje de mano que mida como máximo 36 x 27 x 15 cm y una pieza de equipaje en cabina que mida como máximo 55 x 35 x 25 cm. (Sí, lo sabemos; la SNCF desafía la lógica enumerando estas dos opciones como distintas).

Si viajas con un niño, también puedes llevar un cochecito. Lo tienes que indicar al hacer la reserva y debe estar plegado en el tren.

Se pueden añadir piezas de equipaje más voluminosas (de un máximo de 2 metros y menos de 30 kg)  a la reserva por 5 € cada una, y  cada persona puede llevar hasta 2.

Al fin y al cabo, creemos que los trenes de Ouigo valen bastante la pena. De todas formas, recomendamos viajar con poco equipaje (por ejemplo, con nuestra mochila con ruedas favorita, viable como equipaje de mano), para que la experiencia con Ouigo resulte rápida y no incómoda.

4. Otros trayectos en tren económicos para viajar por Francia

Parece que la SNCF no hace más que sacar nuevas formas de viajar (¿o trucos publicitarios?) para hacer que más gente coja el tren. A menudo, eso implica unas tarifas muy reducidas para ciertos tipos de viaje flexible, especialmente los fines de semana.

Intercités 100% Éco: una nueva vida para trenes viejos rehabilitados

Si no te importa viajar en trenes bastante más lentos y viejos pero rehabilitados, estos billetes pueden salirte muy bien de precio (en general, a 15 € para segunda clase y 22 € para primera clase). No se ofrece mucho en cuanto a servicios y no suele haber vagón restaurante ni bar, pero sí puedes hacer un pedido anticipado de comida para el servicio de restauración en el asiento (excepto en el tren de París-Estrasburgo). Estos trenes principalmente circulan los viernes y los fines de semana.

Puedes ver los destinos de Intercités aquí (solo en francés; desplázate hacia abajo hasta «Destinations Intercités»), y estas opciones aparecen cuando buscas en OUI.sncfTrainline.

Escapadas de fin de semana de último minuto con descuento: Intercités Happy Hour

Se trata más bien de viajes de larga distancia, que no trenes de alta velocidad, con descuento. Son los billetes que no se han vendido y que se ofrecen en el último minuto (cinco días antes de la salida). Puedes ver las opciones aquí solo en francés y también aparecerán en tus búsquedas en OUI.sncfTrainline.

Los trenes en las redes sociales: #TGVpop

Si no te importa meterte en internet y «votar» por tu ruta esperada y no obtener una confirmación hasta cuatro días antes de la salida, puedes conseguir billetes de 20 a 50 € para trenes especiales con esta oferta de SNCF. Luego, tres días antes de la salida, recibirás un código que te permite comprar el billete si quieres.

Las votaciones se hacen en el sitio web de #TGVpop (que solo está en francés) y la SNCF espera con desespero que lo «compartas» con tus amigos para que ellos también voten y así la ferroviaria consiga un poco de revuelo en las redes. Francamente, es todo un poco ridículo, cual abuela intentando usar lo último del argot juvenil.

El tren económico para París-Bélgica: Izy Thalys

La opción de bajo coste que conecta estas dos ciudades sale por solo 10 €. Así que, por menos del precio de un cóctel parisino, puedes plantarte a Bruselas para una cervecita belga a un precio más razonable.

El precio de 10 € no te garantiza un asiento; debes pagar 5 € más para un asiento plegable para asegurarte de que no vas a estar de pie si se llena el tren. Por 19 € te asignan un asiento normal, y por 29 €, un asiento XL estándar, con más espacio para las piernas, una mesa, respaldo reclinable y reposacabezas.

Los billetes están disponibles en el sitio web de Izy.

5. Tarjetas de descuento de la SNCF para jóvenes, mayores de 60 y más

La SNCF vende tarjetas de descuento para viajeros frecuentes que, en general, ofrecen un 25 % de descuento en trenes de larga distancia, tanto los de alta velocidad («TGV») como los regulares («Intercités»), así como los trenes «TER» regionales. A los Prem (billetes de oferta) normalmente se les aplica un 10 % de descuento.

Cabe mencionar que estas tarjetas no son válidas en trenes de bajo coste como Ouigo, ni en viajes dentro de la Île de France, la región de París.

Las tarjetas cuestan entre 50 y 80 € y son válidas durante un año.

Por su coste y todas estas condiciones, pensamos que estas tarjetas solo salen realmente a cuenta si sabes que vas a viajar mucho en las rutas incluidas durante el curso de un año. De lo contrario, deberías centrarte en reducir los costes de tus viajes en tren mediante las demás estrategias de este artículo.

Los detalles siguientes son la traducción de la versión francesa de la página de las tarjetas de descuento de la SNCF (actualizada el 27 de septiembre de 2018), pues la versión española estaba desactualizada y se contradecía. Más abajo también incluimos los enlaces a la versión francesa de los datos relevantes sobre estas tarjetas y te aconsejamos que no hagas mucho caso a las versiones españolas porque, al parecer, son incorrectas.

  • Carte Enfante+: la «tarjeta infantil» es para niños de hasta 12 años. Cuesta 75 € al año y ofrece un 25 % de descuento para los trenes TGV, Intercités y TER para los adultos que viajan con el niño (hasta cuatro acompañantes). Los billetes Prem tienen un 10 % de descuento y algunos trayectos a destinos internacionales, un 25 %.
  • Carte Jeune: la «tarjeta joven» abarca de los 12 a los 27 años y es válida hasta el día que cumples 28. Cuesta 50 € al año y ofrece un 30 % de descuento para los trenes TGV, Intercités y TER, así como un 50 % para algunos TER en temporada baja. Obtienes un 10 % de descuento para los billetes Prem (que dan nombre a una oferta especial) y 25 % para algunos trayectos internacionales. También se aplica un descuento para el cambio y el reembolso de los billetes.
  • Carte Senior+: la «tarjeta sénior» sirve a partir de los 60 años de edad. Cuesta 60 € al año y ofrece un 25 % de descuento en segunda clase a bordo del TGV, el Intercités y el TER y «hasta» un 40 % en primera clase. En temporada baja, se aplica un descuento del 50 % para algunos trenes TER. Hay un 10 % de descuento para los billetes Prem de oferta y un 25 % para los trayectos de algunos destinos internacionales.
  • Carte Week-End: la «tarjeta fin de semana» está pensada para los que no cumplen las condiciones para las demás tarjetas (es decir, los que tienen de 28 a 59 años) que viajan mucho en fin de semana (de lo cual se deduce que la SNCF no quiere ofrecer esta ventaja a los viajeros de negocios). Cuesta 75 € al año. Se aplica un descuento del 25 % a los trayectos en TGV e Intercités que superan los 200 km, a condición de reservar un viaje de vuelta y de pasar la noche del viernes, el sábado o el domingo en el destino. Se ofrece un descuento del 25 % para los trenes TER regionales si forman parte de este viaje a larga distancia. Los billetes Prem de oferta solo tienen un 10 %  de descuento y algunas rutas internacionales, un 25 %, con las mismas limitaciones.

Si compras cualquiera de estas tarjetas, también recibirás un boletín por correo electrónico con «ofertas exclusivas» de cualquier viaje que la SNCF quiera sacarse de encima. A veces, hay buenas ofertas para quien sea flexible y tenga ganas de dar vueltecillas por cualquier rincón del magnífico hexágono.

6. Otras estrategias para conseguir billetes baratos (hacer de canguro, webs de reventa…)

Con las siguientes estrategias hay que tomarse algunas molestias y, en algunos casos, hay que hablar francés, pero si tienes ganas de probarlas, te puedes ahorrar unos eurillos en tu viaje.

  • Las webs de reventa de billetes: los sites d’échange ofrecen billetes no reembolsables comprados por gente que ya no puede hacer esos viajes, y por eso los revenden. Hay dos: Zepass y Trocdestrain. Ambos puntúan a los usuarios según el éxito que hayan tenido con ventas anteriores. Nuestro socio revisor local convertido en escritor nos avisa de que hay que prestar atención porque los contrôleurs como él pueden pedir, y de hecho, lo hacen, que les muestres tu tarjeta de descuento y DNI para billetes que lo requieren, así que cuidado con los billetes que compras. Si es un billete estrictamente nominatif (para una persona específica) y para una tarjeta de descuento específica, nanay.
  • Hacer de canguro en el tren: si te gustan los niños, hablas francés y viajas mucho por Francia, puede valerte la pena tomarte el tiempo y asumir el coste de adhesión para inscribirte como canguro en KidyGo. Tus viajes te salen muchísimo más baratos o gratis si acompañas a niños, un servicio que pagan y organizan los padres (no corresponde a la SNCF).
  • Reembolsos en caso de retraso: si tu tren se retrasa más de 30 minutos, en teoría, se te debe aplicar por lo menos un reembolso parcial (que se te puede hacer en forma de cupón de descuento para otros viajes, lo cual nos parece complicado de usar). El proceso se debe hacer en francés e implica rellenar un formulario y mandarlo por e-mail. Antes de intentarlo, sopesa tu sed de venganza y tu posible recompensa económica frente a la futilidad de tratar de interactuar con la SNCF. Aquí tienes, en inglés, la información que debes incluir en el correo, y aquí encontrarás la versión en línea que puedes intentar rellenar en francés.
  • Pases Interrail y Eurail: si viajas por Europa, estos pases te permiten coger algunos trenes durante un largo periodo. En general, solo te benefician si haces un circuito relámpago (y no creemos que sea la mejor forma de ver Francia o Europa, precisamente). Si eres residente europeo, puedes comprarte el pase Interrail, pero para los de fuera de Europa, está el pase Eurail.
  • Hazte amigo del revisor: si eres simpático, probablemente él o ella también lo será. Raramente dan cosas gratis, pero si lo hacen, lo hacen especialmente para contribuir a suavizar problemas con retrasos y demás. Si temes no conseguir hacer un transbordo o necesitas alargar tu viaje, podrían ayudarte.

 

La SNCF difícilmente hace las cosas fáciles y por supuesto que hay problemas como las huelgas de vez en cuando pero, por lo general, viajar en tren por Francia es una experiencia agradable y placentera, que vale lo que cuesta. Esperamos que estas estrategias te ayuden a hacerla más accesible. Bon voyage!

Footnotes[+]

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *